El valor de ser auténtica

[et_pb_section transparent_background=”off” allow_player_pause=”off” inner_shadow=”off” parallax=”off” parallax_method=”on” make_fullwidth=”off” use_custom_width=”off” width_unit=”off” custom_width_px=”1080px” custom_width_percent=”80%” make_equal=”off” use_custom_gutter=”off” fullwidth=”off” specialty=”off” admin_label=”section” disabled=”off”][et_pb_row make_fullwidth=”off” use_custom_width=”off” width_unit=”off” custom_width_px=”1080px” custom_width_percent=”80%” use_custom_gutter=”off” gutter_width=”3″ allow_player_pause=”off” parallax=”off” parallax_method=”on” make_equal=”off” parallax_1=”off” parallax_method_1=”on” parallax_2=”off” parallax_method_2=”on” parallax_3=”off” parallax_method_3=”on” parallax_4=”off” parallax_method_4=”on” admin_label=”row” disabled=”off”][et_pb_column type=”4_4″ disabled=”off” parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text background_layout=”light” text_orientation=”left” admin_label=”Texto” use_border_color=”off” border_style=”solid” disabled=”off”]

Ya sentada en el avión, camino de Múnich, mientras miro absorta las impresionantes vistas del inmenso y sereno mar que mece Barcelona, una sonrisa se dibuja en mi cara iluminando mi momento cuando a mi mente asoman las palabras “Permiso para existir”.

Este fin de semana tuve la oportunidad de asistir a uno de los talleres de “Cuerpo” que organiza la Escuela Internacional de Coaching. Un espacio en el que regresé a mi esencia, descubrí, desperté, moví, experimenté, compartí, mostré, fluí, y sobre todo DISFRUTÉ.

Es ese recuerdo, el que me atrapa en la reflexión sobre cuánto tiempo de nuestra vida lo pasamos poniéndonos máscaras. Ocultando o callando nuestras emociones, escondiendo a nuestro niño interior, ignorando a nuestra intuición… Cuánto tiempo pasamos habitando en conversaciones internas que nos desdibujan, nos descoloren, nos desconectan y nos alejan cada vez más de quién realmente somos…

“No sientas” “No digas”” No mires” “No muestres” ”No demuestres” “No hagas” “No sueñes despierta” y un sinfín de “deberías…” y” tendrías que…”.

No sé en tu caso, en el mío, si hago recuento y soy honesta conmigo misma, diría que media vida. Unas veces por pensar que podía herir a otras personas, otras por miedo a sentirme juzgada, otras por gustar, otras por esquivar la soledad, por obtener el reconocimiento de alguien importante para mí, por miedo al rechazo, por no encontrarme de frente con mi vulnerabilidad. En definitiva, para no sentir el rechazo de una sociedad con normas y estereotipos que determinan, de forma subjetiva, aquello que ”tiene que ser”. Y así, sentirme parte de algo.

Y esto me lleva a la pregunta:

¿Es posible vivir con plenitud sin autenticidad?

¿Sin permitirnos ser humanos y asomarnos a nuestras experiencias vitales sin negarlas? ¿Es posible que podamos disfrutar plenamente de la experiencia de vivir, si permanentemente, nos negamos el “permiso para existir”? Y, ¿Vale realmente la pena pasar por esta experiencia que es la vida de puntillas y sin mirar?

No sé en tu caso, en el mío, la respuesta es no.

Y es que, perdemos de vista que somos seres finitos, que tenemos un tiempo limitado para vivir esta experiencia que llamamos vida. Nos olvidamos de que podemos elegir qué hacer con todo aquello que nos pasa, con todo lo que sentimos, lo que necesitamos, lo que juzgamos, lo que nos contamos, lo que encontramos. Se nos pasa por alto que tenemos el poder del libre albedrío: “ELEGIR”.

Sí, ser auténtico trae consigo la valentía de la honestidad, de querer mirar, de reconocer nuestra propia imperfección y abrazar nuestra vulnerabilidad y con ello, la aceptación de que a pesar de nuestra imperfección y vulnerabilidad, podemos elegir amarnos completamente, podemos aceptarnos completamente, podemos elegir entregarnos a la experiencia de vivir de manera que valga la pena ser vivida. Sí, la autenticidad trae consigo la valentía, pero también trae consigo la recompensa de vivir una vida plena, de vivir una vida que valga la pena ser vivida.

Así que no hay duda:

La autenticidad autenticidad trae consigo la valentía, pero también trae consigo

[/et_pb_text][et_pb_image src=”http://www.evagallego.com/wp-content/uploads/2017/02/vida-plena.jpg” show_in_lightbox=”off” url_new_window=”off” use_overlay=”off” sticky=”off” align=”left” force_fullwidth=”off” always_center_on_mobile=”on” admin_label=”Imagen” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_width=”1px” border_style=”solid” disabled=”off”][/et_pb_image][et_pb_text background_layout=”light” text_orientation=”left” admin_label=”Texto” use_border_color=”off” border_style=”solid” disabled=”off”]

Y tú ¿Estás dispuesta a sacar tu valentía para ser auténtica, entregarte a vivir con plenitud y regalarte una vida que te valga la pena ser vivida?

Si es así, aquí te dejo alguna de las cosas que te podrán servir como compañeras en este viaje:

  • Autoconocimiento y honestidad: Reconoce tus momentos de inautenticidad. Sé consciente de cuándo se presentan y recoge toda la información que esto te trae.
  • Aceptación: Acepta el momento presente tal y como viene, echa un vistazo a todo aquello que pasa en tu cuerpo, tu emocionalidad y tu mente. Observa y permite que te cuente lo que quiere contar.
  • Integridad personal: Revisa, define tus valores y tenlos presentes a la hora de tomar tus decisiones.
  • Responsabilidad: Elige de forma consciente qué respuesta quieres dar a las circunstancias, retos o situaciones que la vida te regala.
  • Desarrolla tu intuición: Permítete mirar el mundo más allá de lo que ven tus ojos.

¿Qué estás haciendo tú para vivir desde tu autenticidad? Te invito a que dejes tu comentario y compartas tu experiencia con respecto a este tema.

Si necesitas ayuda para recorrer este camino estaré encantada de acompañarte. Encontrarás toda la información en: www.evagallego.com

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section] canada goose outlet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *